Irapuato, Gto. Ángel Merino Torres es un joven guanajuatense que disfrutaba del deporte extremo, sobre su bicicleta y, fue precisamente esa pasión lo que le dio un giro total en su vida, al sufrir una seria lesión que lo postró en una silla de ruedas.

Pero eso no fue limitante para que sus ganas de salir adelante se vieran afectadas, ahora, a sus 34 años de edad comparte sus experiencias y, utilizando su boca, pinta gorras, luego de quedar cuadripléjico. Ángel estuvo en Irapuato, a invitación de Alejandro Jiménez, Director de Inclusión Social de DIF Municipal, y asistió a la Gran Feria de las Fresas y a la Tercera Edición de la Carrera Nocturna, resaltando la inclusión de personas con discapacidad.

Después de sufrir ese accidente, este joven tuvo que desarrollar otras aptitudes y las ha compartido en varios lugares del país, por lo cual enfatizó la importancia de generar espacios donde poder desarrollarse. “A veces tenemos mucho las ganas de salir adelante pero no hay los espacios, entonces eso es lo que les quiero decir, que creen más espacios donde podamos nosotros expresarnos también con lo que creamos”, indicó. El joven leonés mando un mensaje a quienes viven una situación igual o similar a la de él, para que luchen por salir adelante y no se dejen vencer.

“Que sientan toda la pasión que tienen adentro, muchas veces algunas personas las sienten en enojo o tristeza, pero esa misma pasión se puede usar pasa salir adelante de otra manera”, finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.