Irapuato, Gto. Durante la Sesión Número 34 Ordinaria del Ayuntamiento de Irapuato, y en el punto que trataba el desahogo del Informe de Actividades de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, la Regidora Karen Guerra Ramírez refirió que en el mes de noviembre la incidencia delictiva del municipio ha sido superada por las ciudades como León y Salamanca en lo que respecta a los homicidios dolosos, sin embargo las fuentes abiertas que concentra la propia Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana del Gobierno Federal coloca al mes de noviembre como el tercer mes más violento de este año con 46 homicidios dolosos, superado por febrero con 53 y agosto con 57 en la Ciudad de Irapuato.

Karen Guerra, mencionó que es preocupante que la muerte de inocentes ha sido tomado como algo que claramente no preocupa a las autoridades, pues las mal llamadas “víctimas colaterales” son una perfecta muestra de la INCAPACIDAD de éstas para cumplir con la obligación de ofrecerle a los ciudadanos seguridad en todos los ámbitos.”

Durante esta sesión Karen Guerra solicitó un minuto de silencio, como acto de solidaridad y sensibilidad por las muertes de Mauricio Guerrero González y de las miles de víctimas que arroja esta imparable espiral de violencia que azota a la ciudad y al propio estado de Guanajuato, esto como muestra de verdadera solidaridad con los deudos de quienes ayer, hoy y seguramente mañana llorarán la pérdida de un ser querido.

Pidió además que por un minuto imaginaran siquiera el dolor tan grande de éstas familias al perder a un ser querido. Finalmente Guerra Ramírez, hizo un llamado urgente a la coordinación entre autoridades y órdenes de gobierno, para demostrar el apoyo y solidaridad con las familias irapuatenses, para que esta situación termine.

El Regidor Gerardo Padilla también abordó el tema y solicitó se otorgue en forma extraordinaria, como es la situación que priva hoy en el estado, una asignación de presupuesto para el tema de seguridad, como una forma de responder ante la demanda ciudadana que exige estemos a la altura de las circunstancias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *